El comienzo de la unificación de contribuciones patronales para llegar a que tanto las pymes como las demás compañías tributen 19,5% en concepto de impuestos al trabajo comenzará a regir con los salarios que se devenguen en febrero, y no en enero, y por lo tanto las modificaciones deberán incluirse en la declaración jurada de febrero que vence en marzo.